dean en verde

Y más recs

En una entrevista reciente, los productores de Supernatural anunciaron que el final de esta temporada iba a dejar a los hermanos en una situación en la que nunca habían estado antes. ("¿Tranquilos y felices?" nos preguntamos Leliel y yo.)

Y aunque han cumplido, y la escena final (no, tranquila, no voy a contártela) me ha dejado con un nudo en la garganta y un puño apretándome el pecho al mejor estilo Winchester, es importante recordar también que, si bien la producción nunca ha puesto a Sam y Dean en esta situación, el fandom lleva años hundiéndolos en ella. (Y una vez más, mi serie demuestra que para fangirls, sus productores.)

So... mientras llega septiembre, ¿qué tal si le damos vueltas a algunos de los caminos posibles que el fandom ha explorado durante estos años?

[Mi contribución (esta vez, sí, con spoilers monumentales)]Mi contribución (esta vez, sí, con spoilers monumentales):

  • Fade To Black (Not While Your Hand’s In Mine). Post S3. Una historia épica que sigue a Sam y demon!Dean a través de décadas de explorar mi tema favorito: cómo el amor vence a la oscuridad.

  • Me and the Devil Blues. Post S3. Sam está dispuesto a cualquier cosa para recuperar a Dean. Un giro inesperado y absolutamente brillante.

  • Three Days on the Rack. Post S3. Sam hace un trato, 3 días en el infierno sin decir una palabra y puede recuperar a Dean. Alastair tiene un regalo para su pupilo favorito. (Indispensable.)

  • Sacraments. AU. Mientras Azazel alimenta a Sam en la cuna, un demonio posee al pequeño Dean. Demon!Dean cría al futuro anticristo, y aunque muchas cosas cambian, hay una que sigue igual.

brittana

Rec

¿Te acuerdas de ese high school AU en el que *inserta el nombre de tu personaje favorito* y *inserta el nombre de la persona con quien lo/la shippeas* se hacen pasar por una pareja gay para *inserta aquí una situación sacada de la manga, pero que tiene sentido en ese universo* y de pronto empiezan a darse cuenta de que no les cuesta tanto fingir, y todo está lleno de situaciones divertidas y discursos conmovedores y mejores amigos que siempre saben qué decir y chispitas de todos los colores del arco iris?

Bueno, pues alguien lo cogió, le cambió los nombres a todos y LO CONVIRTIÓ EN UNA SERIE.

Se llama Faking It, está en seriesbang y es absolutamente brillante.

Go. Watch. Now.

nightwing

Querida badficker...

Badfic.

Más de una vez me he declarado defensora acérrima y he citado razones como "lo mejor del fandom es que hay lugar para todos" y "es como ver películas de serie B".

Pero no es eso, exactamente.

Una vez, a los veintitantos, encontré un "diario" que había perdido en casa de mi abuela a los 13. "Diario" entre comillas porque, en realidad, lo que hacía era contar mi vida como me hubiera gustado que fuera. Era una vida mucho más exagerada, de faldas cortas y delineador negro, malas palabras y hormonas desbordadas, rebelde de esa forma tan limpia y unidimensional que toma la rebeldía a los 13. Recuerdo haber pensado que menos mal no lo encontró mi abuela, porque si pensaba que eso era lo que hacía en las fiestas del cole, le daba algo. Y recuerdo haber pensado "qué posera, por dios".

Estoy leyendo un teenlock de 900 páginas lleno de personajes OoC con pantalones pegados, delineador oscuro, camisetas de Green Day y un montón de otros detalles de vestimenta que a la autora le parece importante mencionar cada 3 párrafos, diálogos repetitivos cargados de malas palabras que pierden el sentido la décima vez que las lees en la misma conversación, "petnames" ridículos y sexo en todas la esquinas. Y me pregunto, ¿por qué sigo leyendo? No es como si no supiera lo que van a decir las siguientes 600 páginas... Pero sonrío cuando un personaje completamente impenetrable en el canon se autodefine como emo y defiende a su banda favorita con sombras azules en los ojos, cuando uno de los protagonistas descubre que el otro no es tan diferente como pensaba, que en realidad "es como él" porque les gusta la misma ropa y las mismas bandas. Es una historia tan superficial, tan desesperada por ser "diferente" de la manera correcta, que no hay cómo confundirla con nada que no sea la más pura honestidad adolescente.

No todos los adolescentes son iguales, por supuesto. No es lo que intento decir. Creo que lo que intento decir es... gracias. Gracias, querida badficker, por tu honestidad. Por poner tu corazón en la línea de fuego, tus sueños en la vitrina. Gracias por mostrarte de esa manera casi pornográfica de tan sincera. Ya tendrás tiempo para encontrarte más allá del delineador y la ropa negra, para aprender qué significa que alguien sea "como tú". En el camino, te prometo que la gramática va a ser el cambio menos relevante en tus escritos.

Dentro de muchos años, cuando tu estilo haya cambiado mil veces y tus ideas hayan dado mil vueltas, y encuentres tus badfics en un archivo olvidado, no te avergüences. No te avergüences ni un poquito. Reconócete en sueños olvidados y sonríe, sabiendo que tuviste el valor de mostrarlos. Deja de ser emo, si quieres (o no, si no quieres), deja de escuchar a esa banda (o no dejes de escucharla nunca), vístete distinto (o vístete igual). Cambia de forma, cambia de ideas, pero si vas a aferrarte a algo, aférrate a la honestidad. Si tus ideas cambian, no dejes de compartirlas. Si tus sueños cambian, no dejes de pintarlos en las paredes de Fandomium. Cualquiera sea la forma que tomes, déjanos verla, sin velos, sin vergüenza.

Gracias, querida badficker, por recordarme una vez más de qué va esto. Por qué me peleó con el bloqueo, para qué busco palabras.
degas

RPS por los derechos humanos

Hay una campaña a favor de la Unión Civil que anda dando vueltas por las calles de Lima.



Lo curioso no es la imagen. ¿Dos hombres en actitud romántica con un slogan que dice "amar no es un delito" como campaña por la Unión Civil? Lo más obvio del mundo. No. Lo curioso está (como de costumbre) en las letras pequeñas. Carlos Galdós (showman/locutor) y Jason Day (actor) son dos tipos, hasta donde se sabe, heterosexuales, que apoyan la causa mostrándose como una de las (aquí viene lo bueno) "parejas imaginarias" de la campaña.

RPS, people.

RPS en vallas publicitarias por toda la ciudad.

RPS en una campaña pública a favor de los derechos humanos. (Nop, no voy a decirles "derechos LGTB". Por lo menos no hoy. Hace poco releí un fic brillante en el que la prensa le pregunta al Capitán América qué opina de los "derechos gay" y él responde "¿te refieres a los derechos humanos?" Grande, Fandomium ^^.)

La campaña me ha puesto a pensar de nuevo en aquello del fandom volviéndose tan, pero tan mainstream. Es raro, ¿verdad? Rico. Bueno. Lleno de posibilidades. Pero raro. Me emociona un montón, pero también me deja pensando ¿en qué momento la revolución que planeábamos en reuniones secretas detrás del café salió a las calles y me dejó sentada en la trastienda?

Desde que subí la entrada sobre el fandom y la educación he estado investigando sobre el tema. Hay tanta, pero tanta información, que a veces siento que me ahogo. Es maravilloso y aterrador. Y luego está el tema del activismo. ¿Sabías que Superman es un inmigrante? ¿Y que hay gente que en lugar de comprarse todo el merchandising de los Juegos del Hambre, los está usando como medio para hablar de la inequidad en el mundo? Claro, las campañas organizadas no son la única forma de activismo. El fandom es activismo desde su misma naturaleza, desde que tomamos los contenidos de la cultura popular, los masticamos y los escupimos transformados en mensajes propios, empapados de nuestra saliva y nuestra esencia. Pero igual me pregunto... ¿dónde estamos como fandom hispano en esta explosión de contenidos que llueven de colores desde el cielo? ¿Cuántas cosas se están haciendo de las que no sé nada? ¿Cuántas podrían hacerse que no se nos han ocurrido aún? ¿Cuánto más podríamos explorar, hurgar, deshacer, meter en una TARDIS y disparar al universo?

Veo por ahí que algunas se quejan de la inactividad en el fandom hispano y algunas otras de lo repetitivo que se ha vuelto. El otro día, un amigo que anda metido en la organización de eventos frikis (algo relativamente nuevo y todavía "¡wow! ¿en serio?" en la escena limeña) me contaba que le preocupa que los eventos se estén enfocando tanto al consumo, sin promover "fandom", la actividad transformativa desde los fans. ¿Será que todo ha crecido tanto que nos ha dejado aturdidas? ¿Qué de pronto hay tanto, pero tanto que consumir que no podemos detenernos a procesar y producir?

¿Será cosa de sacudirnos un poco y estirar los brazos para alcanzar el mundo?
degas

El Proyecto Ágora

¿Se acuerdan de aquella idea acerca del fandom como escuela de la que hablamos hace poco?

Bueno... Resulta que estoy llevando un curso de tecnologías de información y comunicación en la educación, y el trabajo final era diseñar un espacio de aprendizaje usando TIC. Sería injusto decir que el curso me dio la idea (llevaba meses dándome vueltas y, como sabemos, todo lo aprendí en el fandom), pero lo cierto es que me dio muchas herramientas para darle forma. Y claro, decidí usarla como trabajo final.

Les dejo la presentación AQUÍ (se ve en 5 minutos, lo juro) con la esperanza de oír sus opiniones.

Esta idea me tiene super emocionada. Pero no sirve de nada, Fandomium, si no te emocionas conmigo.
con el impala

My fandom soundtrack will salt and burn your fandom soundtrack

Mi playlist de Supernatural en grooveshark. A ver si alguien se inspira y me escribe (o recomienda, también se agradecen recs) algo de wincesto para llegar entera a setiembre. La octava temporada ya fue demasiado para mi corazón, pero ahora resulta que el pollo ha decidido ver la serie y he empezado el viaje de nuevo con ella.

Vamos por la mitad de la segunda y cada día estoy más sorprendida de la cantidad de detalles que solo cobran sentido cuando sabes qué viene después, de la cantidad de guiños a los fans y gestos que podrían significar algo o no significar nada... de esa sensación de no estar viendo una serie, sino manteniendo una conversación super friki y llena de bromas privadas con ella.

(Also, cada día estoy más convencida de que Dean está en el closet.)

*

Para poner mi granito de arena en la supervivencia de nuestra especie, recs.

Asumo que todas han leído The Incestuous Courtship of the Antichrist Bride, porque todas deberían (ayer la cogí por quinta vez y no pude despegarme), pero puede que no se hayan topado con la maravilla que es Alive and Well (and Living in Hell).

¿Algo más corto, para leer en el teléfono mientras te escapas por un café? Prueba con la vida de Sam en reversa. Auqnue, lo advierto, puede que tu corazón necesite algo más que un café para recuperarse (algo divertido, como... ya sabes... The Incestuous Courtship of the Antichrist Bride.)

*

So... los Winchester, el pollo y yo.

La carretera se extiende ante nosotras y los paisajes conocidos me sorprenden con significados nuevos. Las emociones frescas del pollo vuelven atraparme en momentos olvidados. La música baila sobre el ritmo del motor del auto más importante de la historia.

Subimos el volumen. Aceleramos.

Solo existen Sam y Dean en el camino.

Sam y Dean y el rock 'n roll.
degas

Mullu/Internet OTP

Hoy leí un artículo en el facebook acerca de cómo la tecnología que nos conecta también nos desconecta, de cómo ahora llegamos a más gente y estamos más solos. Supongo que para algunos es cierto. Supongo que es sencillo verlo así cuando no estabas solo antes (o no te acuerdas de lo solo que estabas, que también pasa). Pero tanta de la gente importante, de los espacios en los que puedo ser yo misma, han llegado a través de la red, tanto de lo que soy lo aprendí en línea, tantas de las personas que me importan hoy están lejos, que no puedo dejar de pensar "qué visión tan chiquita de la tecnología". O tal vez, "qué loco debe ser nunca haber abierto una página y haber pensado 'no estoy sola, hay otros que piensan como yo' con estrellitas en los ojos y el corazón acelerado".

Gracias, mundo virtual, por permitirme ir más allá de mi familia, mi colegio, mi barrio y mi trabajo. Por abrir la puerta de este mundo inmenso lleno de ideas. Por el skypecafé y el fandom y los artículos que explotan en tu cabeza. Por las cosas que ahora entiendo y que ahora me importan gracias a eso.

No te mueras nunca, ciudad flotante. Déjame envejecer tomando el sol en tus plazas, viendo cambiar el mundo y alimentando ideas de alas blancas.